En la perspectiva de una organización empresarial, el control del activo fijo a través de inventario posibilita ganancias sensibles, saneando el activo y generando controles gerenciales para fines contables y fiscales. Asombroso, ¿verdad? Por eso es tan importante que sometas a tu empresa a un inventario de activo fijo.

Las ventajas de realizar un inventario de activos fijos en tu empresa

A veces descuidado por las empresas, a menudo infravalorado, el activo fijo es considerado una cuestión meramente contable, y esto perjudica a la empresa. Es que la ausencia de la dimensión exacta del valor del activo fijo impide que las decisiones gerenciales se tomen sobre la base de informaciones seguras, perdiéndose la noción del retorno sobre las inversiones y subestimando la capacidad de reinvertir.

Debes tener en claro que existen innumerables ventajas de realizar un inventario de los activos fijos y así obtener una valoración adecuada sobre el patrimonio. Por ejemplo, la reducción de costos en la contratación de los seguros, concediendo también mayor seguridad a la póliza. Además, la determinación del valor de mercado para las negociaciones de compra y venta de los activos fijos de la empresa, así como la incorporación, fusión y escisión de contratos.

Asimismo, desde la perspectiva de la organización de la empresa, el control del activo fijo a través de un inventario posibilita ganancias sensibles a toda la organización, saneando el activo y generando controles gerenciales para fines contables, fiscales, y en el caso de las instalaciones y maquinaria, auxiliando diversos departamentos relacionados directamente con la producción en el correcto mantenimiento de los bienes.

Teniendo en cuenta la relación costo-beneficio, el trabajo de organización y evaluación de los activos fijos sigue una secuencia preestablecida, involucrando las áreas de patrimonio, ingeniería y mantenimiento de las empresas como proveedores de informaciones sobre los bienes.

El inventario de activos fijos es esencial para las empresas

En líneas generales, un inventario del activo fijo de una empresa, implica un extenso rol de actividades de gestión, desde la realización de registros físicos hasta cálculos y actualizaciones más complejas, como el de depreciación, vida útil económica, valor de reposición, entre otros.

Si la empresa no realiza una correcta gestión de los activos fijos, podría no atender algún requerimiento legal, ocasionando pérdidas debido a multas impuestas por las autoridades. Pero esto podría prevenirse a través del inventario del activo fijo, que es seguro y barato para la empresa.

Lamentablemente, la falta de cultura de control patrimonial en las empresas crea, en muchos casos, visiones contables erróneas sobre su real situación financiera. Por ejemplo, la realización de un cálculo incorrecto acerca de la depreciación de un bien, entre otros problemas, podría hacer que la empresa pague más impuestos de lo que debería, no consiguiendo acumular capital para la adquisición de un nuevo equipo.

Sin duda, vale la pena realizar un inventario y evaluación del activo fijo de tu empresa. Podrás mantener un mejor control de todo el patrimonio, y a la vez estarás mejor posicionado para tomar decisiones que valgan la pena para tu compañía.

Share
This

Escriba un comentario