tribunal superior de justicia

Detalles de la solución

Antecedentes

En un éxito más de su camino marcando eficiencia en el más amplio marco de tranquilidad y seguridad para clientes públicos y privados en materia de identificación por radiofrecuencia, HTK trabaja desde hace tres años con el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) de México, entidad cuya vasta jurisdicción reclamaba un sistema eficaz de control de activos de todo tipo. El Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal –y sus órganos judiciales asociados—es el encargado de administrar e impartir justicia en el distrito citado, basándose en lo establecido por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el Estatuto de Gobierno del Distrito Federal y otras leyes aplicables. Como todo ente público, este tribunal tiene la obligación, por ley, de mantener un inventario de activos actualizado, que a la vez debe ser publicado en Internet, como parte de las garantías a la población destinataria de sus servicios. Ello se cumple en virtud de la Ley General de Contabilidad Gubernamental y otras reglas vinculadas. Por lo tanto, el control de activos constituye un aspecto que los órganos judiciales mantienen en alta valoración, habiéndose tratado de una ardua tarea hasta que al ente público llegó la tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés) sustentada por HTK.

 

La solución

Control de Activos

 

  • Problemática

No es la primera vez que HTK brinda sus servicios a entidades de gobierno, pues en el marco de su vasto campo de acción, todo tipo de instituciones han requerido de esta tecnología, tanto dentro como fuera de las fronteras mexicanas. En el caso del Tribunal Superior de Justicia, la necesidad consistía en el control de activos fijos tales como mobiliario, equipos de oficina, equipos electrónicos y de laboratorio. En tal sentido, la licenciada Dora Luz Avendaño, encargada de la Dirección Ejecutiva de Recursos Materiales, constituyó el nexo entre la entidad gubernamental y la compañía de identificación por radiofrecuencia para hacer posible un resultado plenamente satisfactorio en el ámbito público.

  • Detección de la mejor solución

El proyecto consistió en la colocación de las etiquetas inteligentes de RFID en más de 125.000 activos, distribuidos en 25 ubicaciones dentro del Distrito Federal. Tales ubicaciones incluyen juzgados, tribunales, oficinas administrativas, reclusorios y laboratorios del Poder Judicial mexicano. De acuerdo a las necesidades del cliente, HTK aplicó en sus instalaciones el control de activos con el uso de terminales móviles, etiquetas inteligentes para activos de superficie metálica y etiquetas inteligentes para activos de superficie no metálica, así como software, consultoría y servicios de implementación. Sobre el sistema aplicado y su uso en este ámbito, el titular de HTK, Gabriel Haddad, precisó que se realizaron “interfaces con las bases de datos con las que en ese momento contaba el tribunal, logrando con esto una nueva aplicación que ‘conviviera’ con la tecnología RFID, sin perder la funcionalidad ni los datos con los que contaba la entidad”. Es importante resaltar en este punto que pese a que la cantidad de activos alcanzaba los 125.000, en un lapso de poco más de tres meses HTK fue capaz de realizar el etiquetaje inicial en las diversas ubicaciones del Poder Judicial donde fueron requeridos sus servicios. Añadió Haddad que “entre esas ubicaciones también se encontraban los anfiteatros y laboratorios del Servicio Médico Forense, maquinaria y utensilios, varios de los cuales fueron sometidos también a este proceso de etiquetaje”

  • Conclusión

Al finalizar el proceso de etiquetaje, fue posible establecer un paralelismo entre lo registrado a través del sistema RFID –activos efectivamente encontrados– y las existencias relevadas por el propio tribunal. Ello permitió un posterior peritaje del personal público encargado del área de inventario, pudiendo confirmar lo verdaderamente existente en cuanto a activos fijos, elaborar las actas de resguardo correspondientes y asegurar los destinos de cada activo. Por lo tanto, en el proceso de identificación llevado a cabo, la participación conjunta entre el personal del Poder Judicial y los técnicos de RFID de HTK fue la pieza fundamental que permitió alcanzar el resultado esperado. Tres años de implementación lo respaldan.

Acerca de la solución