Mantener un registro fiel del activo fijo que adquiere la empresa desde su inicio hasta el presente más allá de ser una obligación debería ser considerado como parte estratégica en la toma de decisiones de crecimiento y desarrollo.

 

Uno de los primeros datos a los que tenemos acceso se refiere al porcentaje sobre el valor total de la empresa que está conformado por activos, deberíamos  analizar cuánto estamos haciendo con lo que tenemos ¿Y cómo lo hacemos si no sabemos lo que tenemos, su clasificación, vida útil,  dónde está, quién lo usa? datos que ciertamente deben ser conocidos e indispensables para lograr un objetivo de ser más eficientes.

 

El origen de esta problemática de control esta a la vista de todos, crecimientos acelerados locales, regionales, nacionales y hasta internacionales que rápidamente ocasionan que la lista de activos crezca exponencialmente y que nuestro único método de control inicial es el registro de la compra. Desde ese único momento comenzamos a perder trazabilidad del activo hasta niveles que nos nublan la inversión que estamos haciendo en mantenerlos cuando muchas veces ese mantenimiento ya supero el valor del propio activo.

 

Sólo cuando estamos inmersos en esa burbuja de descontrol es cuando recurrimos a métodos convencionales de etiquetaje con tecnologías de identificación semiautomática como placas de código de barras entre otros, sólo para darnos cuenta que seguimos sin tener el control y ahora requerimos de un departamento que vive dentro de la empresa con el único objetivo de hacer inventarios de activos.

 

Es por esto que una de las soluciones más comunes y que arroja resultados prácticamente inmediatos en las empresas, es la implementación de un sistema de administración y gestión de activos fijos mediante RFID, tecnología que al igual que otros procesos debe considerar el juego de diversos actores, necesidades, variados productos y un escenario claro del resultado que se busca.

 

Logrando aterrizar en este análisis pre-implementación los requerimientos exactos de la empresa, sumados a la ventaja tecnológica RFID que nos permite leer cientos de activos en segundos mediante terminales móviles, logramos una solución robusta que permite la localización, identificación, inventarios agiles con poco recurso y que el resultado final abre nuevas puertas de crecimiento y decisión.

Share
This

Escriba un comentario